Nomenclature for kidney function and disease: report of a Kidney Disease: Improving Global Outcomes (KDIGO) Consensus Conference Andrew S. Levey, Kai-Uwe Eckardt, Nijsje M. Dorman, Stacy L. Christiansen, Ewout J. Hoorn, Julie R. Ingelfinger, Lesley A. Inker, Adeera Levin, Rajnish Mehrotra, Paul M. Palevsky, et. al.

https://doi.org/10.1016/J.KINT.2020.02.010

Nomenclatura para la función renal y la enfermedad: informe de una conferencia de consenso sobre la mejora de los resultados mundiales
(KDIGO)
Nomenclature for kidney function and disease: report of a Kidney Disease: Improving Global Outcomes (KDIGO) Consensus Conference
Andrew S. Levey, Kai-Uwe Eckardt, Nijsje M. Dorman, Stacy L. Christiansen, Ewout J. Hoorn, Julie R. Ingelfinger, Lesley A. Inker, Adeera Levin,
Rajnish Mehrotra, Paul M. Palevsky, et. al.
DOI: https://doi.org/10.1016/J.KINT.2020.02.010
La carga mundial de la enfermedad renal está aumentando, pero la conciencia pública sigue siendo limitada, lo que subraya la necesidad de una
comunicación más efectiva por parte de los interesados en la comunidad de salud renal. A pesar de esta necesidad de claridad, la nomenclatura
para describir la función renal y la enfermedad carece de uniformidad. En junio de 2019, Kidney Disease: Improving Global Outcomes (KDIGO)
convocó una Conferencia de Consenso con el objetivo de estandarizar y refinar la nomenclatura utilizada en el idioma inglés para describir la
función renal y la enfermedad, y desarrollar un glosario que podría usarse en publicaciones científicas. Los principios rectores de la conferencia
fueron que la nomenclatura revisada debe estar centrada en el paciente, precisa y coherente con la nomenclatura utilizada en las directrices KDIGO.
Los asistentes a la conferencia llegaron a un consenso general sobre las siguientes recomendaciones: (i) usar "riñón" en lugar de "renal" o "nefro-
" al referirse a la enfermedad renal y la función renal; (ii) usar "insuficiencia renal" con descripciones apropiadas de la presencia o ausencia de
síntomas, signos y tratamiento, en lugar de "enfermedad renal en etapa terminal"; (iii) usar la definición y clasificación KDIGO de enfermedades y
trastornos renales agudos (AKD) y daño renal agudo (AKI),
en lugar de descripciones alternativas, para definir y clasificar la gravedad de AKD y AKI; (iv) usar la definición y clasificación KDIGO de enfermedad
renal crónica (ERC) en lugar de descripciones alternativas para definir y clasificar la gravedad de la ERC; y (v) utilizar medidas renales específicas,
como albuminuria o disminución de la tasa de filtración glomerular (TFG), en lugar de la función renal "anormal" o "reducida" para describir
alteraciones en la estructura y función del riñón. Un glosario de 5 partes propuesto contiene elementos específicos para los cuales hubo un acuerdo
general. Los asistentes a la conferencia reconocieron las limitaciones de las recomendaciones y el glosario, pero consideraron que la
estandarización de la nomenclatura científica es esencial para mejorar la comunicación.
Dra. Brenda Cortez Flores.
Dr. Raúl Ramírez Dominguez.

02-Junio-2020