Diagnosis and Management of Obstructive Sleep Apnea. A Review Daniel J. Gottlieb, MD, Naresh M. Punjabi.

DOI: 10.1001 / jama.2020.3514

Diagnóstico y manejo de la apnea obstructiva del sueño. Una revisión.
Diagnosis and Management of Obstructive Sleep Apnea. A Review
Daniel J. Gottlieb, MD, Naresh M. Punjabi.
DOI: 10.1001 / jama.2020.3514
Importancia: La apnea obstructiva del sueño (AOS) afecta al 17% de las mujeres y al 34% de los hombres en los EE. UU. Y tiene una prevalencia
similar en otros países. Esta revisión proporciona una actualización sobre el diagnóstico y el tratamiento de la AOS.
Observaciones: El síntoma de presentación más común de OSA es la somnolencia excesiva, aunque este síntoma es reportado por tan solo 15% a
50% de las personas con OSA en la población general. La AOS se asocia con un aumento de 2 a 3 veces en el riesgo de enfermedad cardiovascular
y metabólica. En muchos pacientes, la AOS se puede diagnosticar con una prueba de apnea del sueño en el hogar, que tiene una sensibilidad de
aproximadamente el 80%. Los tratamientos efectivos incluyen pérdida de peso y ejercicio, presión positiva en las vías respiratorias, aparatos orales
que sostienen la mandíbula hacia adelante durante el sueño y modificación quirúrgica de los tejidos blandos faríngeos o el esqueleto facial para
agrandar la vía aérea superior. La estimulación del nervio hipogloso es efectiva en pacientes seleccionados con un índice de masa corporal inferior
a 32. Actualmente no existen terapias farmacológicas efectivas. El tratamiento con presión positiva en las vías respiratorias disminuye la presión
arterial, especialmente en pacientes con hipertensión resistente; sin embargo, los ensayos clínicos aleatorios del tratamiento con OSA no han
demostrado un beneficio significativo en las tasas de eventos cardiovasculares o cerebrovasculares.
Conclusiones y relevancia: La AOS es común y la prevalencia aumenta con la prevalencia de obesidad. La somnolencia diurna es uno de los síntomas
más comunes, pero muchos pacientes con AOS son asintomáticos. Los pacientes con AOS que son asintomáticos, o cuyos síntomas son
mínimamente molestos y no presentan un riesgo aparente para la seguridad al conducir, pueden ser tratados con medidas conductuales, como
pérdida de peso y ejercicio. Se recomiendan intervenciones como la presión positiva de las vías respiratorias para las personas con somnolencia
excesiva e hipertensión resistente. Actualmente, el manejo de la AOS asintomática para reducir los eventos cardiovasculares y cerebrovasculares
no está respaldado por evidencia de alta calidad.
Dra. Brenda Cortez Flores.
Dr. Raúl Ramírez Dominguez.

09-Mayo-2020