Nonsedation or Light Sedation in Critically Ill, Mechanically Ventilated Patients

N Engl J Med 2020; 382:1103-1111 DOI: 10.1056/NEJMoa1906759

Nonsedation or Light Sedation in Critically Ill, Mechanically Ventilated Patients
No sedación o sedación ligera en pacientes críticamente enfermos, con ventilación mecánica
Hanne T. Olsen Et al
N Engl J Med 2020; 382:1103-1111 DOI: 10.1056/NEJMoa1906759
ANTECEDENTES
En pacientes críticamente enfermos, con ventilación mecánica, se ha demostrado que la interrupción diaria de la sedación reduce el tiempo de
ventilación y la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Faltan datos sobre si un plan de no sedación, en comparación con
un plan de sedación ligera, tiene un efecto sobre la mortalidad.
MÉTODOS
En un ensayo multicéntrico, aleatorizado y controlado, asignamos, en una proporción de 1: 1, pacientes de UCI con ventilación mecánica a un plan sin
sedación (grupo sin sedación) o a un plan de sedación ligera (es decir, a un nivel en el que el paciente fue despertable, definido como un puntaje de -2
a -3 en la Escala de Agitación y Sedación de Richmond [RASS], en el cual los puntajes varían de −5 [sin respuesta] a +4 [combativo]) (grupo de
sedación) con interrupción diaria. El resultado primario fue la mortalidad a los 90 días. Los resultados secundarios fueron la cantidad de eventos
tromboembólicos importantes, la cantidad de días libres de coma o delirio, la lesión renal aguda según la gravedad, la cantidad de días sin UCI y la
cantidad de días sin ventilación. Las diferencias entre grupos se calcularon como el valor en el grupo sin sedación menos el valor en el grupo de
sedación.
RESULTADOS
Un total de 710 pacientes fueron aleatorizados, y 700 fueron incluidos en el análisis modificado por intención de tratar. Las características de los
pacientes al inicio del estudio fueron similares en los dos grupos de prueba, a excepción de la puntuación en la Evaluación de Fisiología Aguda y Salud
Crónica (APACHE) II, que fue 1 punto más alta en el grupo de no sedación que en el grupo de sedación, lo que indica una mayor posibilidad de muerte
en el hospital. La puntuación media de RASS en el grupo sin sedación aumentó de -1.3 en el día 1 a -0.8 en el día 7 y, en el grupo de sedación, de -2.3
en el día 1 a -1.8 en el día 7. La mortalidad a los 90 días fue del 42,4% en el grupo sin sedación y 37.0% en el grupo sedado (diferencia, 5.4 puntos
porcentuales; intervalo de confianza [IC] del 95%, −2.2 a 12.2; P = 0.65). El número de días sin UCI y de días sin ventilador no difirió significativamente
entre los grupos de prueba. Los pacientes en el grupo sin sedación tenían una mediana de 27 días sin coma o delirio, y los del grupo con sedación
tenían una mediana de 26 días sin coma o delirio. Se produjo un evento tromboembólico mayor en 1 paciente (0.3%) en el grupo sin sedación y en 10
pacientes (2.8%) en el grupo de sedación (diferencia, −2.5 puntos porcentuales; IC del 95%, −4.8 a −0.7 [sin ajustar para comparaciones múltiples]).
CONCLUSIONES
Entre los pacientes con UCI con ventilación mecánica, la mortalidad a los 90 días no difirió significativamente entre los asignados a un plan de no
sedación y los asignados a un plan de sedación ligera con interrupción diaria.
Dra. Brenda Cortez Flores.
Dr. Raúl Ramírez Dominguez.
Dr. Gabriel Carmona Lara.

26-Marzo-2020