Título: *Obesidad en el enfermo crítico: una revisión narrativa.* *autores*: Miet Schetz , Audrey De Jong , Adam M. Deane , Wilfried Druml , Pleun Hemelaar , Paolo Pelosi ,Peter Pickkers , Annika Reintam‐Blaser , Jason Roberts , Yasser Sakr and Samir Jaber

https://doi.org/10.1007/s00134-019-05594-1

Título: *Obesidad en el enfermo crítico: una revisión narrativa.* *autores*: Miet Schetz , Audrey De Jong , Adam M. Deane , Wilfried Druml , Pleun Hemelaar , Paolo Pelosi ,Peter Pickkers , Annika Reintam‐Blaser , Jason Roberts , Yasser Sakr and Samir Jaber
*Referencia*: https://doi.org/10.1007/s00134-019-05594-1
*Resumen*: La Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso y la obesidad como la condición en la que la acumulación excesiva o anormal de grasa aumenta los riesgos para la salud. La prevalencia de la obesidad está aumentando en todo el mundo y es de alrededor del 20% en pacientes de la UCI. El tejido adiposo es altamente metabólicamente activo, y especialmente el tejido adiposo visceral tiene un perfil de adipocitos nocivos que produce resistencia a la insulina y un estado inflamatorio crónico de bajo grado y procoagulante. La obesidad está fuertemente relacionada con enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, dislipidemia, enfermedad del hígado graso no alcohólico, enfermedad renal crónica, apnea obstructiva del sueño y síndrome de hipoventilación, trastornos del estado de ánimo y discapacidades físicas. En pacientes hospitalizados, en la UCI y en pacientes con enfermedades crónicas, se ha demostrado una relación en forma de J entre el IMC y la mortalidad, con sobrepeso y obesidad moderada como protección en comparación con un IMC normal u obesidad más severa (lo que aún se debate y se entiende de manera incompleta). "Paradoja de la obesidad"). A pesar de este efecto protector con respecto a la mortalidad, en el contexto de morbilidad por enfermedad crítica
se ve afectado negativamente con un mayor riesgo de complicaciones respiratorias y cardiovasculares, lo que requiere un manejo adaptado. La obesidad se asocia con un mayor riesgo de IRA e infección, puede requerir una dosis adaptada de medicamentos y nutrición y se asocia con desafíos de diagnóstico y logísticos. Además, las actitudes negativas hacia los pacientes obesos (el estigma social de la obesidad) afectan tanto a los trabajadores de la salud como a los pacientes.
Dra. Brenda Cortez Flores. Dr. Raúl Ramírez Dominguez.

26-Febrero-2020