H.J. de Koning, C.M. van der Aalst, P.A. de Jong et al. Reduced Lung-Cancer Mortality with Volume CT Screening in a Randomized Trial.

H.J. de Koning, C.M. van der Aalst, P.A. de Jong et al. Reduced Lung-Cancer Mortality with Volume CT Screening in a Randomized Trial. DOI: 10.1056/NEJMoa1911793. N Engl J Med. January 29, 2020.

H.J. de Koning, C.M. van der Aalst, P.A. de Jong et al. Reduced Lung-Cancer Mortality with
Volume CT Screening in a Randomized Trial. DOI: 10.1056/NEJMoa1911793. N Engl J Med.
January 29, 2020.
El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo (18.4% de todas las muertes por cáncer) y causa más muertes que los cánceres combinados de mama, colorrectal y cervical, cánceres para los que existen programas de detección basados en la población. Solo el 15% de los pacientes con cáncer de pulmón siguen vivos 5 años después del diagnóstico, porque aproximadamente el 70% de los pacientes tienen enfermedad avanzada en el momento del diagnóstico. Aunque la prevalencia del tabaquismo está disminuyendo en los países occidentales, entre el 17 y el 28% de los adultos todavía fuma, y el inicio del hábito sigue siendo importante en los jóvenes. Se espera que el cáncer de pulmón y otras enfermedades relacionadas con el tabaco sigan siendo importantes problemas de salud en todo el mundo durante décadas.
Un total de 13,195 hombres (análisis primario) y 2594 mujeres (análisis de subgrupos) entre las edades de 50 y 74 fueron asignados aleatoriamente para someterse a un examen de TC en T0 (línea de base), año 1, año 3 y año 5.5 o ningún examen. Se completó un seguimiento mínimo de 10 años hasta el 31 de diciembre de 2015 para todos los participantes.
En la aleatorización, la mediana de edad de los participantes masculinos fue de 58 años en cada grupo (rango intercuartil, 55 a 63 en el grupo de cribado y 54 a 63 en el grupo control), con una mediana de antecedentes de tabaquismo de 38.0 años-paquete (rango intercuartil, 29.7 a 49.5) en cada grupo. En general, el 44,9% de los participantes masculinos eran ex fumadores.
Entre los hombres, la adherencia promedio al examen de CT fue del 90.0%. En promedio, el 9.2% de los participantes seleccionados se sometieron a al menos una tomografía computarizada adicional (inicialmente indeterminada). La tasa de referencia general para nódulos sospechosos fue del 2,1%. A los 10 años de seguimiento, la incidencia de cáncer de pulmón fue de 5.58 casos por 1000 personas por año en el grupo de detección y 4.91 casos por 1000 personas por año en el grupo de control; la mortalidad por cáncer de pulmón fue de 2.50 muertes por 1000 años-persona y 3.30 muertes por 1000 años-persona, respectivamente. El índice de tasa acumulada de muerte por cáncer
de pulmón a los 10 años fue de 0,76 (intervalo de confianza [IC] del 95%, 0,61 a 0,94; P = 0,01) en el grupo de cribado en comparación con el grupo de control, similar a los valores en los años 8 y 9.
Entre las mujeres, la razón de tasas fue de 0,67 (IC 95%, 0,38 a 1,14) a los 10 años de seguimiento, con valores de 0,41 a 0,52 en los años 7 a 9. En este ensayo en el que participaron personas de alto riesgo, la mortalidad por cáncer de pulmón
fue significativamente menor entre los que se sometieron a un examen de tomografía computarizada por volumen que entre los que no se sometieron a este examen. Hubo bajas tasas de procedimientos de seguimiento para resultados sugestivos de cáncer de pulmón.
Elaboró: Raúl G. Rodríguez López.

20-Febrero-2020